book
now
find beds

More than 15 People?
Inquire Group Booking. wombats text decoration

Visitas turísticas
Default Site Image

Visitas turísticas

El Ring

Hace unos 150 años, las enormes paredes de la ciudad de Viena y los bastiones se alzaban donde hoy se encuentra la amplia calle de tres carriles conocida como Ring, una calle que rodea el centro histórico. A lo largo del Ring aún quedan recuerdos de la grandeza del antiguo Imperio austro-húngaro, como el palacio Hofburg (donde hoy se alojan la Escuela de Hípica Española, Los Niños Cantores de Viena, siete museos, la Casa de las Mariposas, las oficinas del presidente de la república, dependencias de la OECD y un centro de conferencias), la Ópera, el Burgtheater, el Ayuntamiento de Viena, el edificio del Parlamento, los museos de de arte y ciencia, la iglesia “Karlskirche”, la iglesia votiva, el edificio de La Bolsa y cuatro universidades. Todo turista debería aprovechar y dar una vuelta en tranvía alrededor del centro (cada día desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde). Compra tu pasaje directamente en el Bim (nombre vienés original para “tranvía”), el pasaje cuesta 6 euros y el viaje dura 30 minutos, o compra un pasaje combi de 24 horas para el transpote público + la vuelta al Ring por 14€.

 

 

El casco antiguo

Desde la Ópera y el punto de información turística, la calle peatonal Kärntner Straße llega hasta el punto principal de Viena, la catedral de San Esteban, caso desde el año de su construcción en 1147. La torre norte todavía sigue sin terminar, pero las vistas desde la torre sur merecen la pena a pesar de la agotadora subida. Las catacumbas del sótano contienen las tripas de 56 reyes y algunos niños. La casa donde vivió Mozart está detrás de la catedral en  Domgasse nº 5 (abre cada día de 10 de la mañana a 7 de la tarde). Al oeste de la plaza de San Esteban se encuentra la zona peatonal Graben con el monumento a la peste en medio de ella. A la izquierda, en la calle Dorotheergasse, está el famoso Café Hawelka y el museo judío. Si sigues recto por el Graben, te encontrarás con la plaza de San Pedro, con una iglesia más (la iglesia de San Pedro). El final de Graben se cruza con el Kohlmarkt (a la izquierda- allí se encuentran el Café Demel y el Café Griensteidl) y Tuchlauben (a la derecha), guiándonos hasta el antiguo barrio judío. Hacia adelante, la calle Naglergasse nos lleva a las plazas Am Hof y Freyung. Al norte de la plaza de San Esteban, se encuentra la calle Rotenturm, donde hay una buena pizzaria (Bizi Bizi) y el mejor helado de Viena (Zanoni & Zanoni). Al final de esta calle, se encuentra Schwedenplatz con el tristemente célebre Triángulo de las Bermidas en las calles laterales adoquinadas.

 

Hundertwasserhaus

A pesar de que muchos arquitectos lo llaman el “establo pintado”, quizá porque Friedensreich Hundertwasser , que odiaba las líneas rectas, no era arquitecto en realidad, este edificio de protección oficial se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes de Viena. Ten en cuenta que NO es un museo, sino que hay gente que vive allí; haz el favor de no tirarles cacahuetes (=compórtate). Si no tienes suficiente con la casa, hay un museo diseñado exactamente igual con un precioso “café”, en la calle Weissgerber Lände (a sólo un pequeño paseo de distancia) y una incineradora en la parada de metro U4/U6 Spittelau.

 

 

Schönbrunn Palace

El palacio imperial Schönbrunn con sus edificios adyacentes y sus enormes jardines es una de las estructuras barrocas más importantes de Europa. En el siglo XVII, se amplió su zoo (el más viejo de Europa). El atractivo de Schönbrunn se encuentra en su interior original del siglo XVIII, así como en el paisaje de su jardín barroco que ha permanecido casi inalterado. www.schoenbrunn.at

 

 

Zentralfriedhof y el cementerio St Marx  

La muerte puede que sea barata en otros países, pero un austriaco que no pueda permitirse un funeral de lujo se dice que ha malgastado su vida. No hay piráides (todavía no), pero hay casi de todo lo demás. El cementerio central (Zentralfriedhof) se abrió en 1874 y es el terreno de entierros más grande de Viena hasta ahora. Durante los pasados 134 años se han enterrado bajo tierra unas 2 500 000 personas. Hay una sección especial (Ehrengräber) donde se entierra a compositores, escritores, artistas y políticos tales como Brahms, Schubert, Strauss y Beethoven. No tan grande pero mucho más bonito es el cementerio St Marx (donde está enterrado Mozart). Toma el tranvía 71 desde Schwarzenbergplatz y bájate justo antes del puente de la autopista, da marcha atrás y ve hacia la izquierda.

 

Prater y la isla del Danubio

El parque de atracciones del Prater es una institución vienesa. Su punto de referencia es una noria gigante de 65 metros que corona las más de 200 atracciones, el tren fantasma, los karts, las montañas rusas y los carruceles. Hay un enorme parque detrás de él.
Con 21 km de longitud y 250 metros de ancho, la isla del Danubio es el paraíso para los corredores y los amantes de los patines, incluso los amantes del sol tienen su lugar aquí, en  la playa de “Copa Kagrana”. Las noches de verano se celebran con filetes, vino y baile hasta el amanecer. El punto álgido del año es el festival de la isla del Danubio, el mayor festival al aire libre de Austria, que atrae cada año a tres millones de visitantes y unos 2 000 artistas, con todo tipo de música desde incontables escenarios. La entrada es gratuita, pero la comida y la bebida son caras. Aún así, puedes traer tus propias comida y bebida (nada de botellas de cristal, por motivos de seguridad).
Más allá de la isla, está surgiendo una nueva área comercial alrededor del Centro Internacional de Viena y el edificio de las Naciones Unidas. ¡Un montón de líneas rectas aburridas para arquitectos aburridos!