book
now
find beds

More than 15 People?
Inquire Group Booking. wombats text decoration

The Budapest Story
Lobby wombats Budapest

The Budapest Story

Ahora soy un Hostel

Esta casa tiene historia. Y naturalmente está estrechamente ligada a la de la calle en la que está. Así que, primero, un poco de historia.

Király utca, pasaje del Rey. Su nombre ha cambiado innumerables veces, así como su importancia para la ciudad. Hasta finales del siglo XIX, Király era el alma de la ciudad. La principal vía comercial y el principal vínculo con el centro de la ciudad. Había varias tiendas, bares y pubs en cada manzana. Se dice que, en el Orpheum zur Blauen Katze, las bailarinas llevaban puesto nada más que un collar de perlas auténticas. Algunos de los muchos bares de vinos de esta calle contrataban a hombres que se encargaban de llevar a los clientes ebrios a casa en carretilla, ya que los carruajes a caballo no los aceptaban. Király, una calle llena de vida, ruido y vicio.

A partir de mediados del siglo XIX, creció la determinación de los hombres de estado de Hungría para abrir Budapest a otras ciudades europeas. La ciudad se evaluó, se volvió a planificar y se renovó. Se construyó Andrássy út en paralelo a Király utca. Un espléndido bulevar, una nueva calle principal como símbolo de la nueva y moderna Budapest. Király entonces pasó a segundo plano, aunque hoy en día sigue conservando su encanto.

El edificio que actualmente alberga el wombat’s CITY HOSTEL de Budapest se construyó en 1840, en el apogeo de la calle Király. En realidad, siempre ha tenido un uso residencial. Durante décadas, la planta baja acogió bares, tiendas, cafeterías, una panadería e incluso, una fábrica de paraguas y sombrillas durante varios años. Durante la mayor parte del siglo XX funcionó como un hotel de cuatro estrellas.

Estamos orgullosos de que, desde 2012, nos hayan permitido escribir una nueva página de la historia de este edificio como el wombat’s CITY HOSTEL de Budapest. Como hostel y punto de encuentro de jóvenes viajeros, nuestro wombat’s disfruta de una ubicación envidiable. Está cerca de todos los sitios de interés, en el centro y en medio de una calle que, como el vino, mejora con la edad. Con ruin bars (bares de moda de Budapest), locales y restaurantes, y una intensa vida nocturna. Király lo abarca todo, aunque es muy raro que hoy día alguien llegue a casa en carretilla.